miércoles, mayo 18, 2005

Tolerancia 0



Esto es algo que ayer comentó ya la Pepa y hoy Kalf, pero es una noticia que no se puede dejar pasar.

No se puede negar que Amsterdam ya no es lo que fué. Si antes era conocida como la ciudad donde se podía disfrutar libremente de tu creencia religiosa, origen o preferencia sexual hace ya mucho que dejo dejó de ser así y los primeros que lo notan son los grupos más débiles, ya sea por su posición económica, política, religiosa o simplemente física.

En este momento les ha tocado a los homosexuales: todo comenzó unas semanas antes del Dia de la Reina (el 30 de mayo) cuando un grupo agredió en la calle a un chico por ir de la mano con su pareja. El mismo Dia de la Reina se le dió una paliza al presidente del comité de homosexuales americano, Crane, la noticia salió en todos los medios, fue un choc para la cultura holandesa el que eso pudiese suceder en la que se considera la capital de los gays, la cosa se excusó diciendo que había sido golpeado por un grupo de marroquíes. Este sábado fue golpeado otro homosexual, el periódico comenzaba diciendo que esta vez no habían sido los marroquíes (sean o no los culpables los nombran siempre) sino un amsterdamés, pero eso si (ojo al dato) con unas gotas de sangre sudamericana (palabras del portavoz de la policía, realmente vergonzoso).

Si ya es triste que en este momento se les heche la culpa a los turcos y marroquíes (así en general) de todas las penas del país que tienen que ver con la intolerancia, también es muy triste que cuando no encuentren razón para hechársela a estos busquen otra (y encuentren, que aún es peor) para demostrar que ellos, los holandeses de pura cepa, no pueden ser los intolerantes, tiene que haber alguna explicación de entre medio para que esa persona haya reaccionado así. En este caso la razón eran las gotas de sangre sudamericana que corria por las venas de este bruto.

Lo más triste de todo es que no se den cuenta de que estigmatizando a otras culturas, razas, o grupos lo único que hacen es demostrar su propia intolerancia. "No somos nosotros, son los demás" parece ser su lema últimamente.
Y todo esto pocas semanas después de la celebración del 4 y el 5 de mayo, donde se grita a todo pulmón "no puede volver a pasar" y se pasan una semana entera documentales por la tele donde se muestran los campos de concentración y judios con la estrella de David cosida en la solapa.

Como sigamos así dentro de poco nosotros también nos tendremos que coser una lista en la solapa con el porcentage de proveniencia de nuestra sangre... y ahí me han matado porque, que español no tiene sangre árabe en sus venas? y aquí eso ahora esta muy, pero muy mal visto...

14 comentarios:

Daniel Lobo dijo...

Que mal tema los bandazos de Holanda estos últimos años tras proyectar durante tanto tiempo la imagen, el estereotipo, de país híbrido y progresista.
Tras mis breves contactos con Holanda y en particular tras mi visita en el 2000 tengo una sensación extraña. No se si será justificada o si estará relacionada con los eventos que cuentas ahora. Y siempre me he quedado con ganas de explorar el tema.
El caso es que pensé que más que progresión era una cultura de transparencia, de autosatisfacción, detectaba una tensión y una arrogancia que me resultaban extrañas. Me explico un poco. Por ejemplo con la prostitución o la ayuda al drogadicto parecía que existía una orgullo que decía somos capaces de controlar, de asimilar, estos fenómenos para el buen funcionamiento de nuestra sociedad pero no se daba el paso siguiente, no había continuidad, para ver como se podrían dar los siguientes pasos. Por ejemplo la prostitución sigue siendo un problema que discrimina y utiliza mayoritariamente a la mujer y eso cuando menos denota un problema discriminatorio en la cultura social. Pero parecía que la transparencia, enseñar la carne en el escaparate bastaba.
Acabando y para no aburrir demasiado recuerdo como uno de los arquitectos claves en la escena del país, como empleado del gobierno y cuando preparaba el plan maestro en torno al estadio que celebraría la eurocopa de fútbol, comentaba que pensó que sería conveniente hacer un concurso público para las parcelas a desarrollar, pero bueno al final decidió asignar a su compañía unas cuantas a dedo, para él, y aparte crear el concurso. Lo dijo tal cual, con total normalidad. Transparencia, sí, pero fácil interpretarla como corrupción. Me daba la sensación que en muchos casos tras reconocer la acción, asimilarla, controlarla, había una cultura donde bastaba eso. Que se yo…
En cualquier caso es preocupante lo que cuentas.

Daniel Lobo dijo...

Por cierto Susana, los comentarios que he hecho hasta la fecha rebotan de tu cuenta de e-mail y vuelven a mí.

Andrés Moya dijo...

lo que más preocupa es que uno cree que estos paises ya deberían haber superado eso. Con una educación y recursos mayores se piensa que es la solución. Pero por lo visto no es suficiente.

Almalé dijo...

Tristes son tus palabras Susana, pero más triste es la realidad que cuentas. ¿Qué narices le ocurre a la gente?...

¿Qué mundo le vamos a dejar a nuestros hijos?... Pobreza, analfabetismo, corrucción, RACISMO,... ¿en qué nos estamos convirtiendo?...

Soy negro, soy amarillo, soy lesbiana ,soy gay, soy gitano, soy inmigrante, soy emigrante, tengo sangre árabe, no tengo sangre azul soy más tonto que tú, tengo el sida, soy drogadicto, estoy enfermo... ¿y?... ¿No te gusta?... anda, mirate al espejo...

El que olvida su historia está obligado a repetirla...

MrMann dijo...

Mmmm, yo no conozco Holanda, pero conozco bien el país vecino, con una cultura (mal que les pese a los hollander) muy similar... y diré que creo que es una parte de Europa en la que se ha hecho un esfuerzo muy, muy grande de promoción de la tolerancia... que denota, sin duda, que era necesario. De ahí esa tensión de la que habla Daniel Lobo: hay un esfuerzo muy consciente de erradicar cualquier atisbo de racismo, xenofobia, etc. pero a la vez ese esfuerzo denota que la amenaza es muy real, porque hay un substrato de la población, numeroso, que en privado se reconoce abiertamente como racista, xenófoba, etc. En eso la cultura de esos países está muy influida por el protestantismo, al igual que la de España lo está por el catolicismo: en España se es menos tolerante con las actitudes públicas y, sin embargo, en su vida privada, la gente mira para otro sitio ante comportamientos propios y ajenos y es mucho más tolerante. En otros países la gente se esfuerza mucho en parecer tolerante en público, pero de vez en cuando hay esos estallidos de intolerancia...

Luis A. dijo...

A pesar de lo atroz de la noticia que comentas, yo no tengo una postura tan dramática.
Con respecto a los holandeses en primer lugar hay que tener en cuenta el alto componente de moral calvinista.Además,ninguna sociedad es lo que parece o nos han hecho creer y ésto no es una opinión,sino unhecho contrastable.En Holanda siempre ha habido esa gran contradicción: casos de intolerancia,incluso de racismo,como en todas partes;lo que ocurre es que su tolerancia es mucho mayor que aquélla y ésto es lo que les convierte en una sociedad de las más avanzadas del mundo en derechos humanos y civiles.Pero esto se refiere al Grupo, no a los gropúsculos de energúmenos,que haberlos,haílos desgraciadamente.
Por otra parte,a pesar de esos hechos puntuales y condenables, Holanda sigue siendo tierra de acogida,un País super-agradable y abierto, un País multicultural, en donde probablemente se resuelva, antes que en cualquier otro sitio,el conflicto de civilizaciones y culturas y hábitos de vida que tanto está costando asimilar,incluso en sociadades como la inglesa,la belga,la francesa...con tantos años de intentos de integración,fallidos casi todos hasta hoy.

Susana Aparicio dijo...

Si, la verdad es que yo aun no tengo muy claro como son estos holandeses...

En primer lugar la palabra "tolerancia" no me ha gustado nunca, significa una cosa asi como que no te gusta algo pero te lo tienes que tragar... "lo toleras".

En segundo lugar, la legalizacion de la prostitucion y drogas blandas tiene una razon muy simple que va mas alla de la "apertura mental", como bien dice daniel de esta forma controlan lo que esta sucediendo (muy inteligente) y supone una gran ganancia para las arcas del ayuntamiento: legalizacion=impuestos (aun mas inteligente y no sabeis el dinero que se mueve en el barrio rojo...)

Tambien tengo que decir que Holanda ya no es el pais de acogida que fue (hola Luis! un gusto poderte leer por aqui!) no hay mas que ver las acciones de Verdonc, ministra del extranjero, para darse cuenta de que la cosa se esta poniendo en un plan bastante feo.

Casualmente estamos haciendo una pequeña investigacion sobre la inmigracion, conjuntamente con un organo de consejo para el ministerio sobre las minorias sudeuropeas y el instituto de historia social, y se nos ha dejado ver muy claramente que "esa acogida" a lo largo de la historia no ha sido otra cosa que interes economico (como siempre y en todos los sitios), con lo de la asimilacion tampoco estoy muy de acuerdo, pero eso seria tema de otro blog.

A mi me encanta Holanda y, como dice Luis, es verdad que aqui aun se respira una cierta "libertad de pensamiento" que falta en muchos otros paises, pero desgraciadamente me da la sensacion de que se han dormido en los laureles. Hace 12 años que estoy viviendo aqui y puedo asegurar que los ultimos cinco el ambiente se esta enrareciendo de una forma bastante fea, esperemos que sea algo pasajero y realmente se resuelva rapidamente.

un saludo a todos y gracias por los comentarios!

unocontodo dijo...

lamentable... y tenía tiempo sin pasar por aquí... saludos y buenas las reflexiones... en estos días comentaba en un blog que hablaba sobre la intolerancia que se vive aquí en Venezuela, y yo le decía que había que emigrar.... pero a otro planeta...

Charito Piedra dijo...

vaya telita marinera... estoy muy desilusionada, era una ciudad que me gustaba y la he visitado muchas veces, pero esto no me lo esperaba, pero que pasa con el mundo, hay que ir de uniforme, comer lo mismo, follar igual.. estoy muy cabreada, voy a gritar....esto es lo que me faltaba, ellos con vender droga, poner escaparates para las putas y tener un gueto para los yonkis ya lo tiene todo arreglado, son tan liberales, y una mierdaaaaaa!!!

Fabrizio dijo...

CReo que en el mundo muchas cosas van en retroceso, este es un ejemplo. Lástima que los paises "civilizados" den eejmplos como ese.

Luc dijo...

Cada vez que pasa algo de este estilo en Holanda, todo el país está en choc, porque normalmente cosas así no pasan en Holanda. También fue así cuando mataron a Theo van Gogh. Pero uno se acostumbra a todo. Intolerancia hay en todas partes. Cuando yo me peleo con algún imbécil (no que esto me pase todos los días), lo primero que dice es que tengo que volver a mi tierra. Por cierto, estoy super de acuerdo con tu reflexión sobre la palabra "tolerancia".

Saludos
Luc

arte-sano dijo...

ala, me has dejado de una pieza Su, curiosamente como vos sabes, de este lado del charco, san francisco es considerada una de las ciudades mas progresistas por la cantidad de culturas que coexisten, entre las mas numerosas la comunidad gay, que tienen su propio barrio, Castro, y sus negocios bien establecidos, pero igual en la misma ciudad caen casos de palizas e insultos a Gays y su modo de vida, no son tan dramaticos cuando acusan a los autores tildandolos de "latinos" o "arabes" porque generalmente son gente "blanca" con grandes problemas sociologicos que hasta me atreveria pensar que no estan muy bien planteados en su sexualidad, como dice el refrán, en todas partes se cuecen habas. Mala onda que acusen a los "moros" y a los "sudacas" de todos los males de la sociedad.
saludos

Susana Aparicio dijo...

Hola unocontodo! pues si tienes razon... jajaja, el problema sera como nos vayamos todos juntos... :oP

jaaajaaaajaaaa oye charito, pero que te ha pasado??

Hola fabrizio! si, bueno, es cuando vamos para atras vamos todos...

Luc, a mi eso nunca me lo han dicho aqui, son mas moderados, tambien creo que el que suelta una chorrada como esa es aquel que no ha salido nunca de "su pueblo" sino no se explica.

Hola Ale! si, de acuerdo contigo, tambien creo que es gente con problemas la que reacciona asi. Y bueno, tampoco es que les hechen la culpa de todo todo pero si que hay una tendencia a escurrirles el bulto.

El Ave dijo...

Me gusta tu blog, pero discrepo en algunos de tus argumentos. Sobre el caso holandés no opino porque no lo conozco. Vivo en EEUU, soy lesbiana y mi pareja es precisamente turca; vivimos en un barrio habitado en una 80% por inmigrnates latinos. No pasa día sin que recibamos una amenaza, una mala mirada, y en dos ocasiones he tenido que utilizar mi spray de pimienta y llamar a la policía porque casi me atacan. He vivido en varios países árabes, soy trilingüe (hablo inglés, castellano y árabe a la perfección) y conozco muy de cerca los problemas y aspiraciones de los pueblos árabes. Pero siento decir que las comunidades inmigrantes en Europa no sólo se vuelven ultraconservadoras a su llegada aquí (mucho más que en los países de orígen) sino que además arremeten con virulencia contra el Estado de derecho y la sociedad que les (mal)acoge. En los dicursos de las mezquitas madrileñas, por ejemplo (y hablo de esto porque los he oído, no porque me lo hayan contado) constantemente se denuncia la "permisividad" de la sociedad española, y se alecciona a los inmigrantes a educar a sus hijos en la "tradición" para evitar que la sociedad les "corrompa." Así de duro, y así de claro. Hablamos de tolerancia (palabra que no soporto), pero yo me pregunto por qué yo, como lesbiana, tengo que soportar/aguantar que en nombre de un falso multiculturalismo mis derechos se vean pisoteados y menoscabados: si en mi sociedad hay sitio para un inmigrante, también debería haberlo para mí misma. Por otra parte, muy interesante todo el blog. ¡Saludos!