lunes, enero 30, 2006

Mis cinco (?) habitos extraños


Lieveheerbeestje. Foto: Susana Aparicio

Este post tengo que "agradecérselo" a Ruthita que es la que me ha pasado la tarea...

Las reglas del juego son:
- El que juega inicia su mensaje en su blog con el título de "Cinco extraños hábitos mios"
- Hay que indicar claramente este reglamento.
- Al final, son escogidos otros cinco participantes, de los que hay que añadir el link a su página.
- No hay que olvidar dejar un comentario en las páginas de estos cinco elegidos, comunicándoselo.

A mi Ruthita me lo ha complicado porque no tengo muchos hábitos, he estado preguntando y no me han sabido decir cúal. Por lo que he llegado a la conclusión de que sólo, sólo, tengo un hábito extraño voluntario... los demas son todos involuntarios. El problema que se me plante ahora es si tengo que estar contenta por llegar a semejante conclusión o si hubiese preferido mantenerme en la ignorancia...

Mi hábito extraño voluntario es:
1. En la cartera que llevo al trabajo he de llevar siempre los siguientes objetos:
- el paraguas (imprescindible, una nunca sabe cuándo va a llover).
- un libro de lectura (para el metro y el tranvía)
- un libro de apuntes (por si se me ocurre alguna idea genial durante el camino o me apetece hacer algún dibujito)
- el monedero (aunque siempre va vacío porque se me olvida sacar dinero)
- el mp3

Mis hábitos extraños INVOLUNTARIOS son:
2. Siempre pierdo un guante, y no uno cualquiera, siempre es el izquierdo por lo que nunca puedo formar un par aunque sea con dos guantes diferentes.

3. Nunca consigo abrir los paquetes de galletas de plástico por donde indica la solapita, por lo que acaban todos rotos por uno de sus extremos.

4. Leo varios libros a la vez porque no siempre estoy de humor para leer el mismo (claro, cuando voy en el metro es diferente a cuando me despierto el sábado por la mañana y me quedo leyendo un ratito en la cama con el café con leche).

5. y el quinto... ya no encuentro ninguno más!

PD: bueno, según el gauchito uno de mis hábitos (voluntario o involuntario lo deja en el medio) es que no soy capaz de beber agua del botellín o cantimplora mientras voy caminando...y yo me pregunto, para que quiero beber y caminar al mismo tiempo!

A quien le paso la pelota?

- A Tana, porque quiero conocer sus manías de escritora ;o)
- A Irene, para conocerla un poco más
- A Teresa, para ver si tiene alguna manía relacionada con Zaragoza antes de que cambie de ciudad
- A Azul, para conocer sus hábitos japoneses
- A Lizette, para ver las costumbres de mi vecina.

5 comentarios:

Ruthita dijo...

Jijiji! Gracias por compartir tus hábitos voluntarios y involuntarios, Susana! Yo siempre pierdo los guantes izquierdos también.

Que bella foto de la mariquita y el lápiz.
Un abrazo!

Azul dijo...

Susana-san, konnichiwa!
jeje que lindo, voy a pensar qué habito tengo
domo arigato por la invitación

Saludos!

Teresa dijo...

ays, es la segunda vez que me llega, no sé si lo voy a hacer, con estos días de mudanzas, ya no reconozco ni mis hábitos jajajaj, bueno, quizá más adelante.
Gracias por pensar en mí

un beso

Pachopardo dijo...

Susana
Doy vueltas por el mundo virtual y por alguna circunstancia siempre caigo sin proponermelo en tus páginas, voy a tomar sin invitación la propuesta de citar mis habitos voluntarios e involuntarios, aunque pienso que ya todos son involuntarios para contarte o mejor para tratar de autoanalizarme mejor...jjaajaja
Ya te contare, por ahora solo es la excusa para decirte

HOLA....
Saludes al hombre naranja..

Susana Aparicio dijo...

Querido Pacho, un día de estos nos vamos a tener que pasar por ahí para probar esos dulces de los que hablas en tu último post.
De momento me quedo esperando tus habitos voluntarios e involuntarios... ;o)

Un abrazo! y otro del hombre naranja...jajaja