martes, diciembre 14, 2004

MVRDV en Madrid, edificio Mirador



A comienzos de este año se realizó un concurso de ideas en Barcelona basado en la suposición de que en los próximos 20 años se tengan que realizar unas 400.000 viviendas en la provincia de Barcelona. Al mismo tiempo Madrid se expande a marchas forzadas en altura, la presión del mercado de la vivienda es grande: los precios que se pagan por una vivienda en Madrid son más altos que los de Amsterdam, mientras que el madrileño medio gana menos que un amsterdammer.

EMV del Ayuntamiento de Madrid realiza gran parte de las viviendas madrileñas, entre ellas también las sociales. Que es dificil obtener una vivienda social en Madrid no es ningún secreto, hay listas de espera de años para poder comprar uno (mas o menos como en Amsterdam, solo que aquí las listas de espera de años son para poder alquilar uno, ni siquiera comprarlo).
EMV quiere participar en el debate entorno a la calidad de la arquitectura española, para ello preguntaron a varios arquitectos españoles a qué arquitecto extranjero invitarían ellos para realizar un proyecto de viviendas (todavía no me queda muy claro que tiene que ver eso con la calidad de la arquitectura española, mas bien parecen estar diciendo "vosotros no teneis nada que ofrecer... a quién podemos traer?"). Como respuestas se propusieron a los arquitectos Wiel Arets, David Chipperfield y MVRDV entre otros, este último fué propuesto por Blanca Lleó.

Una de las diferencias entre España y Holanda a la hora de realizarse un proyecto urbanístico es que en España los urbanistas no pueden decidir cual será el contenido del proyecto a realizar, gracias a ello pudo deseñar MVRDV un edificio que contrastaba totalmente con las edificaciones de su entorno en lo que se refiere a forma, altura, materialización y color. Esto habría sido imposible en Holanda: aquí, antes de poner una raya sobre el papel ya sabes el tipo de ladrillo que tienes que utilizar, la altura del edificio y hasta su forma. Blanca Lleó será la co-arquitecto que se encarge de la realización del edificio de veintiuna plantas y 156 apartamentos que se ubicará en Sanchinarro.

El complejo consta de nueve bloques, cada bloque contiene una distribución única de planos de viviendas lo que se puede ver en la distribución de la fachada, materialización y color. En tres de los nueve bloques se ha utilizado piedra, en otros tres hormigón y en los tres últimos baldosas. a los espacio de circulación que se encuentran en la fachada se les ha dado un acento naranja (el color de la casa real holandesa?). En el doceavo piso, a 15m de altura, se encuentra una terraza de 550m2 en la que se han colocado varios asientos (naranjas) protejidos del viento.

Realmente lo que me tiene intrigada de este edificio son sus terminaciones ya que los ejemplos que MVRDV ha construido en Holanda dejan mucho que desear en este aspecto (la madera se pudre porque el agua de lluvia no es bien evacuada de los balcones, cañerías que cruzan sin más superficies acristaladas, etc) y una acaba preguntándose si eso tiene que ver con lo deficientes que son las construcciones aquí, el bajo presupuesto o que los detalles no son su fuerte. Por otra parte este edificio, en mi opinión, no deja de ser una mera copia de su propio "Silo-dam" en Amsterdam.

Así que veremos cuándo nos podemos dar una escapadita por Madrid para ver con nuestros propios ojos este proyecto.

Para leer más sobre el proyecto píncha aquí
Para ver la galería de imágenes píncha aquí

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estilísticamente está bueno, aunque las cosas que vi que hizo en Holanda son mejores (obviamente que estoy haciendo una comparación que podria ser injusta entre los dibujos y las fotos). De todas formas hay algo que no termina de convencerme. No se cuál es el "público objetivo" del proyecto, pero según la experiencia en mi país, este tipo de complejos está destinado a la clase media. No es que reniegue de mi condicion de clase media, sino que es justamente por eso es que estoy en condiciones de afirmar que somos muy ruidosos y de convivencia dificil.
un saludo,
Enano.

Teresa dijo...

En Barcelona falta espacio, pero eso no impide que prácticamente desde el puerto hasta Badalona todos los edificios nuevos que se han creado son de superlujo!!! urbanizaciones de ensueño, para una ciudad donde encontrar un alquiler en condiciones y a precio razonable es imposible!!! es todo muy contradictorio, no se como se aplicará este proyecto en Madrid, pero si se hace algo parecido en Barcelona, miedo me da, del sentido que le den...
un saludo
(por cierto, me encanta entrar aquí y aprender cosas nuevas)

Susana Aparicio dijo...

Enano, me parece que tal y como dices son viviendas para la clase media. Sobre el proyecto... si, a mi me da pena que hayan tomado el mismo concepto que en el silo-dam: una distribucion de planos en bloques que se ven en la fachada através de una materialización diferente... me pregunto si es que se les ha acabado el repertorio.

Teresa, si, la verdad es el tema de la vivienda y el interés económico de siempre han sido contradictorios. Fijate que en Barcelona se necesita una gran cantidad de vivienda y a la vez hay 40.000 sin usar en toda la ciudad, ya sea porque son segundas viviendas que compra la gente que vive en el campo "para cuando sus hijos vayan a estudiar a la ciudad" o porque se encuentran en tan mal estado que prácticamente son inhabitables y reulta más barato construir en otro lado que rehabilitar o demoler y volver a construir. Por otro lado sucede lo que tu dices, las que se edifican suelen ser para gente con capital mientras que la gente más necesitada son, sobre todo, inmigrantes y jóvenes que quieren comprarse su primera casa, pero claro, estos últimos grupos no son interesantes porque económicamente no tienen mucho que aportar...

un saludo a los dos! y gracias por dejar vuestro comentario! :o)