sábado, agosto 13, 2005

Girando

Foto: Susana Aparicio


El mundo estaba a sus pies y él lo hacía girar a su gusto, según el día. Ayer, por ejemplo, había amanecido gris y le pareció que era un buen día para rotar hacia la izquierda, haciendo que todo saliera mal: comenzó a diluviar como aún no se había visto en décadas, las tapas de las alcantarillas se elevaban no pudiendo retener el agua que pasaba por ellas, los túneles de la autopista se llenaron de tal manera que los ocupanates de los coches, que se habían quedado en él durante el atasco de la mañana, tubieron que salir corriendo para no mojarse los pantalones. A las tres de la tarde el cielo se oscureció de tal manera que parecía una tarde de invierno sin ser tal, eran comienzos de agosto! Los ordenadores de las oficinas se atascaban y anunciaban errores en sus pantallas, los semáforos parecían haberse vuelto locos... en fin un día de rotación izquierda.

Pero no se levantaba siempre de mal humor, los días que decidía que el mundo tenía que girar a la derecha amanecían con un cielo azul añil, las palomas (siendo los únicos pájaros de la ciudad) te despertaban con su "canto" y, de camino al trabajo, en el MP3 sonaba la banda sonora de Amelí dándole un toque mágico a la ciudad y sus habitantes: allí estaba la señora de rojo que siempre va a su trabajo en bici con una sonrisa en la boca, más alla el papá que lleva a sus hijitos en un carrito detras de su bicicleta y mientras el uno duerme el otro mira el tranvía pasar como si fuera un platillo volante. Un bagabundo me pregunta en el metro: "disculpe señorita, ¿éste periódico es siempre gratis?", "todos los días" le respondo, y desde entonces me lo encuentro "todos lo días(de sol)" allí, sentadito leyendolo.

Pero tambien están esos días que nos hace girar en diagonal y es entonces cuando no sabes con qué te encontrarás esa jornada. Parece ser que hoy es uno de esos... veremos que nos depara el giro retorcido esta vez.

13 comentarios:

Tana dijo...

Brindo por los días diagonales, porque tener el mundo a los pies y conseguir en cada momento lo que se desea... restaría pimienta a la vida. Me gusta girar a la derecha y a la izquierda pero... ah!! Las sorpresas de los días en diagonal pueden llevarme al éxtasis :)
Me gusta este post!! Un bico, Susana

Almalé dijo...

Hola Susana me alegra volver a leerte...

Por cierto los san lorenzos, ¡uf!... magníficos, jejeje...

Menuda huevada que se llevo el alcalde el día del chupinazo en el ayuntamniento, bueno, ni se atrevio a salir al balcón.

Y la gente como cada año entrañable, asi que esperaremos al proximo año... para volver a repetir

Rain dijo...

Y contrastando con las diagonales, los ángeles saldrán por alguna esquina y sobrevolarán encima de los semáforos y tú los verás, sólo tú Susana.

En el puerto se te extraña...

Salutes.

Andrés Moya dijo...

Saludos. Hace tiempo no venía por acá. Siempre es agradable leerte. Palabras delicadas y textos entusiastas. Un gusto.

susana dijo...

Ojala supira cual es el mejor giro para mi en cada día

nacho dijo...

Para mi todos los días giran en diagonal (si es que es posible girar en diagonal).

Luc dijo...

Hola Susana, no sé si soy el único, pero te lo agradecería mucho si pudieras escribir con letras más grandes. Las veo, pero la lectura sería más agradable si no tuviera que esforzarme tanto los ojos. Bueno, es sólo una propuesta.

Saludos

Fabrizio dijo...

Susana:
Creo que nosotros tenemos que poner un poquito de nuestra parte apra que el mundo siempre gire a la derecha. Muy buen texto. Un abrazo

jAz dijo...

interesante texto, aunque es harina de otro costal, también me puso a reflexionar sobre los giros de la vida, esos que nos sorprenden y nos cambian el mundo de cuando en cuando...
abrazos!!!

p.s. por cierto esa imagen es linda linda!!!

Susana Aparicio dijo...

Hola tana! hoy te envio lo que me pediste, sin falta! un besete!

Almale! que bueno volverte a ver a ti tambien! je... asi que las fiestas buenas, eh? de lo de la huevada ya me entere, segun mi hermano luego recogieron huevos rotos en la plaza como para llenar diez containers... lo que no entiendo es como dejan subir a la gente a la plaza con los carritos del supermercado ni para que se llevan las sandias... jajaja, en fin, misterios sin resolver...

Hola Vir, a ver si hago tiempo y me paso por el puerto de nuevo ;o)

Hola Andres! un gusto volverte a ver a ti tambien! te digo lo mismo que a Vir.

Hola tocaya, si... me parece que eso no lo sabemos ninguno, yo por lo menos no doy una cuando lo quiero predecir.

Nacho... jajaja, y no te vuelves loco???

Luc, lo de la imagen lo puedes solucionar de una manera muy sencilla: apretando la tecla Ctrl y el scroll del mouse se aumenta el tamaño de la letra (que porcierto, en mi pantalla se lee muy bien, no se ve pequeña).

Hola Fabrizio! si... pero no me quites las diagonales!, como dice Tana...

jz, si, si supieras los giros que ha dado la mia... jajaja. Ya veo (leo) que la tuya gira muy bien ;o)

Un abrazo a todos!

arte-sano dijo...

parece un relato salido de las calles de mi ciudad.
que bien.
(he? que te cortaste el pelo guapa?)
un abrazo

Bernardo López dijo...

Hola
hoy visite tu blog por primea vez, me gusto mucho, felicitaciones.
yo tengo linkeago un pinto chileno, en lo particular me gustan muchos sus pinturas, aparte es mi amigo.
www.mhgallery.blogspot.com
un abrazo.

Luc dijo...

Increíble, no lo sabía... Ya me da vergüenza decir que soy informático.