martes, agosto 09, 2005

Me suena conocido...


El Campo Marzio dell' antica Roma, de Giovanni Battista Piranesi, es la imagen épica de una lucha que tiene la arquitectura consigo misma: la tipología se asienta como una demanda de un orden superior, pero la configuración de cada tipo independientemente del conjunto lleva a la destrucción del significado de la tipología misma. En la historia se le hace un llamado como "valor" inmanente, pero la ausencia paradójica de la realidad arqueológica hace que el potencial burgués del mismo sea dudoso, la renovación formal parece anunciar su propio primate, pero la repetición contenida de renovaciones conlleva a que todo el organismo urbano se vuelva una mostruosa "máquina inutil".

El racionalismo parece descubrir su propia irracionalidad. (...) Los fragmentos arquitectónicos autónomos chocan entre ellos, siendo indiferentes al choque. Se amontonan y muestran la inutilidad del trabajo inventivo que se realiza para definir la forma.

Fragmento del texto "El pensamiento dinámico" de Manfredo Tafuri sobre Giovani Battista Piranesi.


Al leer esto no pude evitar que me viniese a la cabeza la situación urbana holandesa: zonas enteras son repartidas entre diferentes urbanistas para que cada uno haga su master plan y lo lleve a cabo fomando barrios; barrios completos son llevados acabo por diferentes arquitectos donde cada uno intenta colocar su propia "obra". Muestra de ello es Ypenburg, premiado por revistas nacionales e internacionales por su caracter experimental, siendo sobre todo las viviendas de MVRDV conocidas en él.

Ypenburg es, según sus creadores, un buen ejemplo de desarrollo urbano debido a su ubicación entre las ciudades de Delft, La Haya y Rotterdam. En lo que antes era un aeropuerto se realizaron, siguiendo el plan urbanístico de Frits Palboom, 12.000 viviendas. La zona se dividió en cinco barrios llamados "barrios-tema". Viviendas inspiradas por el Amstedamse School y bloques de vivienda del siglo XIX estarían tan representados com la vivienda experimental de MVRDV (2002) y Bosch Architects (2003)... si, experimental si... util? a mi más bien me hace pensar en el texto superior "la inutilidad del trabajo inventivo para definir la forma". Hay que reconocer que gracias a esa forma y materialización se habló de ellas en todo el mundo, el marketing holandés las supo vender como "el nuevo experimento" en todo el mundo, no hubo revista que se preciase que no les dedicase un artículo. Si, para salir en las revistas sirvió, también me han comentado lo bueno que es el plan urbanístico según el cual los vehículos no pueden acceder a la zona construida, siendo esta completamente peatonal... también se quedó en experimento. Al pasear por Ypenburg uno es asaltado por todas esas imágenes, arquetipos, tipologías y materializaciones que no llegan a crear un conjunto, volviendo a Piranesi: se amontonan y chocan entre ellos...

Desgraciadamente Ypenburg no es ninguna excepción: Nieuwe Sloten, de Aker, cada una con mayor o menor éxito pero no por eso dejando de ser un amontonamiento de tipologías son la imagen del desarrollo de la ciudad holandesa actual.

Pero como decía un profesor que tuve (René van Zuuk) "los arquitectos construimos para nosotros mismos, para nuestros compañeros de profesión y para salir en las revistas, no para el usuario".

Vista aerea de Ypenburg

Viviendas de MVRDV (2002)

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
just sayin' dijo...

this is a beautiful blog. very unique.

Rain dijo...

Leyendo tu post, confirmé uan vez más cómo todo está concatenado, siemopre, siempre, de lo micro a lo macro y viceversa.
Y es que cuando se experimenta sobre las vidas de los seres humanos, la creación asume más que riesgos, cierta complacencia, una aventura cerrada que no admite voces que disientan, porque el experimento se lleva a cabo y no se expone, es algo'especializado' que no admite 'intromisiones'.

Desde esta mañana invernal, un gratísimo salute Susana.

Daniel Lobo dijo...

Gracias por el interesane mensaje.
Tras la ironía, supongo, de la cita de tu profesor hay demasiada verdad. No representa a toda la profesión, ni a todas las profesiones relacionadas, pero refleja un paradigma. ¿Como modificarlo? Supongo que el papel del arquitecto habrá de cambiar y ser percibido de otro modo. Si bien hay muchas razones la educación es una de ellas. Y mejorándola quizás el uso de la arquitectura sea más importante. Desde lo que yo he experimentado y conocido las escuelas de arquitectura no es que ofrezcan una formación deficiente, es que a menudo parece que su primera prioridad es ser una fábrica de ególatras soberbios. Eso ha de cambiar.

Un saludo

Susana Aparicio dijo...

Morgan, thanks!!

Vir, no he entendido nada pero me ha encantado lo que has dicho! jajaja. Un abrazo!!

Daniel... lo triste es que mi profesor no lo decia con ironia, sino muy enserio! y lo ves en su arquitectura. Te paso su pagina para que lo veas por ti mismo http://www.renevanzuuk.nl hechale un vistazo a "block 16" y "Arcam"... pura arquitectura de portada de revista. Un abrazo para ti tambien!