lunes, noviembre 08, 2004

MuseumN8



El sábado pasado fue la noche de los museos (museumnacht), 40 museos abrieron por quinta vez sus puertas en Amsterdam desde las siete de la tarde hasta las dos de la mañana. Y no sólo dejaban ver sus colecciones y exposiciones sino que además se organizaron una serie de eventos en cada uno de ellos y así, por ejemplo, uno podía pasearse por la iglesia dónde se casó Máxima (Nieuwekerk) mientras degustaba un té de menta y escuchaba un grupo tocando música marroquí o seguir un curso sobre "cómo volverse rico" en el Museo Histórico de Amsterdam (tendríamos que haber ido a ese...).

Según el periódico se vendieron 26.000 entradas (entre 13 y 17 euros cada una) que daban entrada a todos los museos esa noche, el Rijksmuseum tuvo unas 4.500 visitas y el Stijdelijk unas 3.000.

En estos dos últimos no estuvimos pero la fiesta marroquí en la iglesia Nieuwekerk fué la que más nos gustó. Parecía que nos estábamos paseando por un bazar árabe, especias de todos los colores y olores se presentaban en cuencos de barro, mujeres vestidas con túnicas decoraban las manos con hena a la tradición marroquí y un carpa de tela se elevaba a la entrada, protejiéndonos de la luz de los candelabros que colgaban de los altos techos, ofrecía a los "peregrinos" un oasis de tranquilidad lleno de cojines y asientos almohadillados donde descansar por un momento del paseo a lo largo de todos los museos.

Esta noche tan especial sólo se realiza una vez al año y tiene su origen en Berlín, según me han contado, el objetivo es motivar a los jóvenes a que visiten más museos. La verdad es que no sé como será durante el año... pero esa noche fueron muchos los que estuvieron de paseo "cultural".

5 comentarios:

jAz dijo...

Guauuuu! que excelente idea, ojalá y yo pudiera disfrutar de una noche así, la fiesta marroquí debió haber estado genial. Y es que no era para menos: Musenumnacht, en Amsterdam, aderezado con culturas de otras partes del mundo y en otoño, ¡vaya combinación hecha para el deleite de los sentidos!, ¡saludos sibaritas!

Roberto dijo...

SI!!! esas noches son muy buenas, yo fui a la de Berlin y a la de Viena. Los dos me encantaron, seria una gran opcion para esta caotica ciudad y para incrementar el deseo de los jovenes por ver museos hermosos...
que buena fiesta ese asunto marroqui....
un abrazo

Fabrizio dijo...

Por acá por México se organizan eventos similares, muchas veces al año sólo que no de noche (Podrias salir asaltado y violado) durante el dia y los fines de semana, la diferencia económica es que los domingos es gratis en casi todos los museos y zonas arqueológicas. Aqui exhiben documentales, hacen obras de teatro etc. Hace poco en el Museo de la ciudad tenía una muestra llamada Brujería que mostraba objetos creados para paracticar la brujería, animales inimaginables fabricados por el injerto de dos de ellos ejemplo: Una araña con cabeza de vampiro y cosas por el estilo. Tambien se hizo una jornada dedicada a Frida Kahlo.

Ruthita dijo...

Susana, si los museos canadienses estuvieran abiertos hasta las dos de la mañana, la mayoría de visitantes sería gente sin hogar que busca un lugar caliente para dormir. Que triste.

¡Eres afortunada a vivir en una ciudad tan asombrosa, con los grandes museos!

Fabrizio, su comentario me recordó sobre tres museos (mis preferidos) en México D.F.: Casa Azúl (la casa de Frida Kahlo), también la casa en donde Frida vivió con Diego -- en San Ángel, y por supuesto, el Museo de la Antropología.

Saludos

Miguel dijo...

Me ha gustado la idea de abrir los museos por la noche y que organizen además otras actividades.

Y me ha sorprendido como son las noches en otros lugares, como cuenta Frabrizio y Ruthita. Menos mal que dónde vivo todavía es posible como en Amsterdam vivir la noche.

Saludos.