martes, junio 26, 2007

La vivienda en Holanda (2): la situación social a vista de pájaro

Joel-Peter Witkin. Las Meninas (1987)





Continuando con el tema de la situación de la vivienda quería introducirme un poco más en las circunstancias que se están dando en Holanda y el significado que estas tienen en el ámbito de la vivienda.

La situación de la vivienda (corporativa) forma parte de la linea que está siguiendo la política holandesa de pasar de ser un "estado del bienestar", en el que el gobierno central cuidaba de sus súbditos, a una política de mercado libre o participativa, como la llaman los políticos. Poco a poco han ido desapareciendo los subsidios sociales, si antes uno podía contar con apoyo económico del estado en el momento en que perdía su trabajo o quedaba discapacitado ahora se parte de la idea de que todo aquel que pueda trabajar de de hacerlo sin importar de qué. En el caso de los discapacitados, si uno está considerado discapacitado en un 40%, por ejemplo, se le exige que encuentre un trabajo en el que pueda ejercer el restante 60% en el que no está discapacitado.

En un país en el que hasta hace unos años cualquier desavenencia del destino se solucionaba a base de subsidios, las nuevas medidas están acarreando problemas a las personas entre los 40 y 65 que no disponen de medios para vivir riantemente. Estas personas, que no han crecido con la idea de que tenian que cuidar de sí mismas, ya que el estado se encargaba de eso se ven de repente abandonadas a su suerte: el trabajo de por vida ya no existe.

En este momento se está discutiendo la introducción de una nueva ley que permita a las empresas despedir más facilmente a sus empleados sin tener que darles una indemnización basada en sus años de servicio. Para estas generaciones, que hasta ahora con la ley de protección al trabajador tenían prácticamente el trabajo de por vida asegurado, el ser despedidos significaría el tener que ponerse a buscar de nuevo trabajo a una edad en la que no es facil encontrarlo por mucha experiencia que se tenga ya que junto a ella van acoplados unos costos elevados que no todas empresas estan dispuestas a pagar.

Actualmente la imagen laboral ideal está basada en la flexibilidad, lo que significa que, tengas una educación alta o baja, tienes que estar en un estado de aprendizaje continuo, acorde con las necesidades del mercado, para evitar que tu valor de mercado descienda, tal y como indica el catédratico de empresa Marc Leijendekker. Las empresas prefieren gente joven en aprendizaje a gente mayor con experiencia. La era del interés colectivo se ha visto sustituida por la del interés individual.

Otro tanto de lo mismo está sucediendo en el sector del arte, tema en el que ya hablé en parte en el post "arte subsidiado". En Holanda el mundo del arte estaba hasta tal punto subsidiado que todos aquellos que habían estudiado Bellas Artes sabían que podían contar con un salario mínimo una vez terminados los estudios aunque prácticamente no "produjesen" nada una vez metidos dentro del mundo laboral. La teoría tras este subsidio era que el arte se vería beneficiado en el momento en que el artista no tuviese problemas económicos a los que desviar su atención.
Teatros, museos y galerías eran subsidiados hasta en los salarios que había que pagar a los empleados, la consecuencia era una institucionalización del mundo del arte en el que no había espacio para alternativas por oponerse éstas al ya existente sistema oficial.

En este contexto siempre nos ha llamado la atención a Juan y mi el ver como en los paises latinoamericanos -y más concretamenten en Argentina (que es lo que mejor conocemos)- en los que a falta de organismos oficiales que financien el arte y faciliten su entrada a jóvenes artistas, surje la necesidad de trabajar conjuntamente, intercambiando ideas y creando nuevos espacios de encuentro que se sitúan fuera del sistema oficial y que, quizás más tarde, sean absorvidos de nuevo por este. Pero lo que es claro es que de esta necesidad nacen iniciativas artísticas que no se encuentran aquí en Holanda ya que, hasta hoy, no hay espacio para ellas ni opotunidades para que surjan.

Pero la situación ha cambiado y los subsidios se están retirando, lo que ha hecho que museos y escuelas de arte giren los ojos hacia las empresas privadas en busca de patrocinadores. El éxito o importancia de los museos ya no se cuenta por sus obras, exposiciones o investigaciones sino por la cantidad de visitantes que tienen al año.

Museos como el Stedelijk de Amsterdam (ver post anterior "arquitectura versus costos") tienen como socio un banco, el ABN-bank, y una marca de coches (Audi) como patrocinador de las exposiciones, lo que esto significará para el museo en sí no es todavía conocido, de momento no parece desarrollar un nuevo modelo de exposición o de percepción de las obras, ni que en él se vaya a introducir la nueva media como parte del arte contemporaneo.
Para los artistas de a pié, para los desconocidos, significa que van a tener que ponerse a desarrollar un trabajo propio, comercial, con un buen portafolio para poder seguir recibiendo subsidios o, en el mejor de los casos, poder acceder al Prix de Rome.


¿Y para la vivienda? El cómo ha influidoo el paso de un "estado del bienestar" al del mercado libre ya lo comenté en lineas generales en un primer post, en un tercero me meteré más en el caso concreto de la vivienda actual, tema sobre el que desarrollamos una exposición el pasado diciembre en Argentina.

6 comentarios:

Andrés dijo...

Que interesante post. Acá en Chile, fuimos uno de los primeros países en abordar la liberalización de la economía y el aparato social en los años 70 y 80. El proceso fue polémico (existen muchos ejemplos de una verdadera usurpación del patrimonio estatal por parte de grupos empresariales y funcionarios del estado de ese entonces). Se ha llegado a privatizar la salud, la previsión y la educación primaria, secundaria y universitaria. También los programas de viviendas sociales. Al final, esto trajo algunas ventajas pero también muchos problemas. Bueno, han pasado más de 30 años desde el inicio de esta revolución liberal y Chile no ha logrado un despegue. En estos días, se ha discutido sobre los indices de reducción de la pobreza, tema que es quizás el único éxito, a nivel internacional que Chile puede ostentar (y es que ha bajado desde el 30% a un indice de a penas el 15%). Y que sin embargo, es logro de las políticas sociales retomadas por el estado durante los Gobiernos de la Concertación (y no por los beneficios del sistema económico mismo).
Pero lo curioso de este sistema es que lo que cambia es la desprotección del aparato social por parte del estado hacia los ciudadanos, a cambio de un sistema protector de la producción y el empresariado. Chile es un país lleno de subsidios a la gran empresa y las grandes corporaciones, que explotan nuestros recursos naturales sin pagar ningún tipo de impuesto o prima por ello. De hecho el aporte al estado que se obtiene de la explotación del cobre (nuestra mayor riqueza) es entregada en casi su totalidad por una de las pocas empresas estatales que quedan: CODELCO.
Así el estado sigue siendo un estado protector y condescendiente. Pero ya no con la gente ni con la cultura, sino con lo económico, lo productivo y con los poderosos.
Un saludo.

fernando mh dijo...

Muy interesante artículo. Espero con interés la siguiente entrega, sobre cómo ha evolucionado hoy la vivienda en Holanda.

Por si tienes algo que contarnos, y si estás de acuerdo o no con sus contenidos, en este artículo y en este otro hablábamos de Holanda, su urbanismo y sus políticas de vivienda (pasadas y presentes). Me interesa mucho tu opinión cualificada, como arquitecta y como residente en los Países Bajos. Gracias por anticipado...

Susana Aparicio dijo...

Andres, tu comentario me ha recordado a lo que David Harvey decía sobre Chile y el neoliberalismo estando aquí hace poco (por lo de la bienal de arquitectura de Rotterdam), un día de estos lo publico.


Fernando... interesantísimos tus post!!, déjame leerlos bien así como las ponencias de Delft y, si puedo aportar algo, te comento.

Porcierto, tengo que aclarar que no tengo el título de arquitecta: soy ingeniera de la construcción (estudio y titulación holandesa) y he seguido un master de arquitectura aquí en Holanda.

Junto con mi marido, que sí es arquitecto, hacemos investigación, diseñamos y desarrollamos proyectos además de trabajar como jefe de proyectos en una empresa que desarrolla y dirige los proyectos de grandes estudios de arquitectura holandeses y extranjeros.

Anónimo dijo...

Hola:

Me parecen muy interesante los comentarios que haces respecto a algunos temas sobre holanda. Estuve también mirando algunos de los que tiene en su blogspot Juan.
Sabes, me gustaría si es posible, que me guiaras en un tema. Yo estoy realizando un trabajo de investigación en relación a la planificación urbana y/o territorial en Holanda, pero no sabes cuanto me ha costado encontrar la información que necesito. Mas específicamente necesito saber: Instrumentos de Planificacion (como planes reguladores), las Instituciones que participan en ella, politicas de gestion, transporte y usos de suelo permitido y no permitido.

Sería de gran ayuda para mi, ya que tu estas alla y ademñas conoces el idioma que me pudieses guiar un poco.

Gracias, y esperaré tu respuesta.

NGHM

Susana Aparicio dijo...

Hola NGHM,

pasame tu correo o escríbeme a susana-aparicio@lycos.nl y nos comunicamos.

Un saludo.

carlos martinez dijo...

Yo me pregunto si es que todos han leido el mismo libro sobre como hacer dinero ó qué.
Aquí se van las horas de trabajo en reuniones inutiles y se confia demasiado en la computadora y....muchas de las cosas que dices.
¿Estan locos ó que? prejubilar con 50 años y emplear a gente sin ninguna formación...
Me da la impresión de que alguno ha ido a Estados Unidos se ha comprado un manual de autoayuda y nos lo quiere meter al resto.