miércoles, agosto 25, 2004

Urbanitas... pero urbanizados?



Ayer leía un artículo sobre la granizada que cayó el lunes en Amsterdam, en él comentaban que mucha gente buscó refugio en un supermercado del Vijzelstraat pero que su elección no fue muy afortunada, según el periodista "dentro llovía más que afuera". Resulta que el agua se les coló por el tejado y en un momento dado el techo falso de una sección se vino abajo, como aquí son medio estructurados en vez de cerrar la tienda lo que hicieron fue cerrar gran parte del supermercado al público y que algunos de los empleados fueran a buscar los productos que los clientes les pedían mientras otros sacaban el agua con aspiradoras (de dónde sacaron estas tan deprisa no lo entiendo... a menos que llamen así al típico cubo con fregona ya que es un supermercado bastante chic). Y allí teneis a los pobre chicos medio mareados por los clientes impacientes en busca de una lechuga, cebollas, pan...
El periodista escuchó como uno le comentaba a su compañero "esto es mortal, estoy agotado" a lo que una señora mayor le contestó "tienes razón, yo de ti pondría una queja... pero primero traeme una bolsa de limones..."

El mismo día era testigo de una escena en el tranvía que me llenó de rabia y vergüenza ajena. Estaba sentada tranquilamente en el tranvía esperando que saliese cuando oí al conductor decir por el megáfono "quiere hacer el fabor la señorita que está parada en el último escalón de la puerta de subir al tranvía? sino no puedo cerrar la puerta y no podemos salir" pero la chica seguía allí como si nada, el conductor repitió varias veces la llamada sin resultado. Al final tuvo que ir hasta ella para decírselo personalmente a lo que ella respondió "te estoy oyendo, no?", "Y entonces porque no sales?" al momento llegaron otros cuatro o cinco amigos a los que por lo visto había estado esperando "no le hables así a una dama tu!" le dijeron un par con cara amenazante. Probablemente como los últimos años muchos conductores de tren, autobús y tranvía han sido maltratados por pasajeros al nuestro le dió miedo decir algo y se volvió a su sitio. Como ya se le había hecho tarde y llovía a cántaros dejó la puerta abierta para que subiera mas gente, en esto otra chica del grupo empezó a gritar "conductor! haz tu trabajo y ponte a conducir, que ya llegamos tarde!" yo creo que nos vio la mirada de odio que el resto de los pasajeros le estabamos enviando porque al poco rato se calló.

Y como este tipo de escenas hay millones diariamente, será que la vida en la ciudad nos mueve a la indiferencia y a tratar a los demás como objetos? una vez oí decir a alguien que se había trasladado de la ciudad a un pueblo que se ponía enferma cada vez que iba al supermercado: la cajera se pegaba hablando cinco minutos con cada cliente preguntándoles por la familia y sus achaques. Es curioso como ese sentimiento social de antaño ha desaparecido en las urbes, el interés por los demas o el tomarse el tiempo para hacer las cosas.

Estaremos hechos unos urbanitas... pero de urbanizados tenemos poco.

3 comentarios:

arte-sano dijo...

me alegra pasar por aca y encontrarme tan acertada critica a las urbes, yo que viniendo de una ciudad pueblo como Guatemala, y callendo en una cosmopolita ciudad como San Pancho en California me topo con los malestares de la indiferencia y la soledad de las grandes ciudades, por eso extrano el viejo pueblo de mi padre donde todos se conocen o el modo de mi madre que conoce a todos y ayuda hasta de mas. Que sera de la humanidad en los proximos 50 años?, como este crecimiento desordenado de las urbes ira afectando la psique de la gente?, seguran refugiandose los citadinos en suburbios? y porque los de los pueblos sueñan con las ciudades?, perdon ya te quite mucho esapcio aca, saludos
seguiremos en contacto
ale

Manuel dijo...

hola, yo tampoco estoy urbanizado. Aun no me pusieron el agua, ni la luz, ni los darros.

Un beso,

Anónimo dijo...

ale, que bueno verte por aqui! no te preocupes, puedes robar todo el espacio que quieras para poner lo que piensas, me gusta eso. Y si, es una lastima, cuanto mas grandes y anonimas las ciudades mas individualistas nos volvemos, no?

manuel... que son los darros????